1366255
Cuando una empieza a pensar en los detalles de su boda, se centra en muchas cosas. Piensa en todo aquello que cree que es importante, llena una libreta de tachones, mayusculas, frases subrayadas, palabras en rojo…
Cualquier idea puede ser buena o mala según el momento en el que nos paremos a pensar en ella.
Pensamos en el ramo y las flores que va a llevar, en colores empolvados, blancas, colores fuertes… Un solo ramo, dividido en partes para dar a más de una persona, pequeño, grande…
Pensamos en el recogido y nos pasamos los últimos 8 meses con una prohibición total y absoluta de cortarnos el pelo, ni si quiera las puntas eh!!
Pensamos en loa zapatos, con más o menos tacón, blancos, marfil, en color, cómodos, elegantes…
Y nosotras os preguntamos… ¿pensamos en la espalda?, nosotras no la vemos, sin embargo está ahí, es tan importante como el resto del conjunto y lo que desde luego está claro es que por lo menos, en la iglesia, ¡son muchos los que la ven!
Las hay que han pensado, y mucho, en su espalda…
Y si no has pensado en la espalda… no te preocupes, puedes solucionarlo ( y que manera de solucionarlo) con una melena como esta…
Y vosotras… ¿os acordais de cubriros bien las espaldas a la hora de elegir vuestro vestido?
Fotos: pinterest