485747_3582796618993_1545556242_2932601_1725711807_n

Los que nos soléis leer ya sabéis que dentro de muy poquito una de nosotras se casa y que el fin de semana pasado estuvimos de despedida, (y nos lo pasamos increíble)

Más adelante le dedicaremos un post a todos los detalles, pero hoy os hacemos un adelanto para poneros en situación 😉

Pulseras Porto Petro de Pistacho
Pues bueno, entre copas, risas, llantos (de emoción)… Miri le hizo a las novias (era una doble despedida) una pregunta muy obvia y repetida hasta la saciedad: ¿estáis nerviosas? 
Y la respuesta, más obvia todavía: Sí!! Mucho!! 
Pero Miri aclaró su pregunta: Pero ¿por qué estáis nerviosas? 
Y las novias volvieron a contestar al unísino, ¡Por todo! El vestido, las flores, la comida, la música, el fotógrafo…¡Por todo! 
Y Miri reflexionó en voz alta: Yo creo que también estaría muy nerviosa, pero no por eso, si no porque vais a dar un paso muy importante, estáis tomando una decisión y es para toda la vida. Empezáis una vida nueva… (Y en la reunión, reinó el silencio durante unos segundos que parecieron horas)
Y la verdad es que Miri tiene toda la razón! Desde aquí queremos trasladar esta reflexión a todas las novias del mundo. No os olvideis nunca del porqué tanto preparativo, no dejéis a un lado la esencia de la boda.

Pensad, pensad y pensad más… Porque cuando volváis de la luna de miel, la fiesta quedará en el recuerdo (sí, precioso) pero lo importante de todo esto es que, desde ese día, vais a pasar todos y cada uno de los días de vuestra vida con la persona que más queréis, con la persona que vosotros habéis elegido y esto es realmente lo que hace que la boda sea el día más feliz de tu vida, todo lo demás es prescindible, lo único  fundamental es vuestro amor.
PD. Hoy sí que empezamos la cuenta atrás, ¡nos queda un mesecito!