4539340728
Desde hace algún tiempo nos persigue una duda y hemos decidido compartirla con vosotros, a ver si alguien tiene una respuesta: ¿Por qué la gente, en las bodas, se lleva hasta los cubiertos? Sí, sí, hasta los cubiertos hemos tenido que asegurar en alguna boda porque han “desaparecido”.
La verdad es que es un hecho bastante extendido por toda España, si hay algún regalito, la gente se quiere llevar más de uno y si se regalan zapatillas para bailar (alpargatas, bailarinas, chanclas…) los invitados se lanzan a por ellas como si no hubiera un mañana, y ya de paso me llevo unas para mi nieta, otra para mi hermana y otras para mi prima hermana…. Y lo peor de todo, es que problablemente, después de la boda, todos esos preciados tesoros que has creido conseguir acabarán, con suerte, en un cajón y los más desafortunados, en la basura….

Hasta aquí, todo puede ser comprensible, al final los regalitos son eso, regalitos para que la gente se lleve, pero hoy en día, desaparecen los jarrones de los centros de mesa, cualquier soporte o bote que se use para la Candy Bar…. y esto es lo que cada día nos sorprende más. Normalmente, vas a un restaurante y no te llevas el centro de mesa, o los ceniceros, o las velas…. ¿Por qué en las bodas sí?

El asalto a los zapatos para bailar puede ser peor que el primer día de rebajas
Por este tipo de cosas (que pasa hasta en las bodas reales) siempre que viene una novia tenemos que recomendarle comprar cosas de poco valor o poner gente responsable de repartirlo porque como se deje a la vista, a la mitad de los invitados no les dará tiempo a verlo antes de que desaparezca…