Imagen11

Cada vez es más frecuente buscar la originalidad en las bodas y en este sentido vemos que las fotos son objeto principal de esa distinción. Los novios buscan tener como recuerdo fotos y videos divertidos del día de su boda. Quieren que los invitados se diviertan y poder inmortalizar esos momentos y despertar una sonrisa en el futuro al ver esas fotos.

Ya os hemos hablado en otros post de los fotocall y de la tendencia a dedicar un rincón al atrezzo divertido para los invitados se hagan fotos y tengan y dejen un recuerdo muy especial de ese día.

Ahora además de ese rincón también es cada vez más habitual que los novios se decidan a alquilar un fotomatón y ofrezcan a sus invitados la posibilidad de llevarse consigo unas fotos diferentes y divertirse mientras se las hacen. Hay quien a la puerta pone complementos para quienes quieran disfrazarse, carteles, marcos… Y hay, quienes simplemente, quieren que sus amigos se metan en esas máquinas que utilizábamos para hacernos las fotos de emergencia, y sonrían y lleven un recuerdo.

                                 

Las posibilidades son muchas y cada vez son más las empresas que ofrecen este servicio de alquiler. Además de la máquina de fotos para los más atrevidos contáis también con la opción de alquilar un fotomatón que hace vídeo en lugar de fotografías.

Lo que hoy cuenta y lo que la gente busca es la distinción y originalidad. La personalización del evento según los protagonistas y la personalidad y el carácter de éstos. Y en este sentido, todos los presupuestos sirven porque no es tanto lo que se quiera si no emplear la imaginación para conseguirlo. Por eso os proponemos que los que no contéis con un presupuesto elevado para este tipo de detalles accesorios, preparéis vuestro propio fotomatón. Usad la imaginación para crear un espacio de tres o cuatro paredes y un cuadro de enfoque donde colocar la cámara. Conseguiréis el mismo efecto sorpresa para vuestros invitados y unas fotografías igualmente divertidas.

La idea es incluir detalles sorprendentes y divertidos que permitan dar un toque de distinción a la boda o evento que organicéis. y sobre todo “congelar” con fotos esos momentos tan especiales.

¿Qué os parece? ¿Os animaríais a alquilar una máquina de estas? Y… ¿hacerla? No dejéis de contarnos si habéis estado en alguna boda o evento que la hayan incluido y cuál es vuestra opinión acerca de estos detalles y… ¿sois más de foto o de vídeo?