dorado
Ultimamente nos ha dado por ir a contracorriente. Cada vez creemos más en las bodas atemporales. Hay quien elige la época del año para casarse en función de sus gustos, pero hay otras personas que simplemente, se casan cuando pueden y las circunstancias se lo permiten. Por ello, si siempre soñaste con casarte de manga larga y la boda es en junio, busca un sitio fresquito, si te gusta el calor más que a una lagartija y te casas en diciembre, hay muchas ciudades que estarán encantadas de prestarte unos rayitos de sol.
Claro que a veces hay otros miles de millones de condicionantes, pero nunca renuncies a lo que más te gusta ; )
Hoy queremos darle un toque de dorado, de sol, de luz a todas las novias que quieran ponerlo en su boda. Aunque en principio pueda parecer un color un poquito navideño, en pequeñas dosis creemos que encaja a la perfección con una boda de una noche de verano… ¿ vemos de que manera?
Unos simples reposaplatos, que podéis encontrar por ejemplo, en zara home darán 
un toque especial a las mesas

Nuestros queridos y tan socorridos pompones
Pues eso, detalles…

¿Qué decís?