barcelo-mediterranea-saidia-2

Marruecos es uno de esos paises que nunca dejará de sorprendernos, nos lo hemos recorrido de arriba a bajo, en coche, en tren, en avión, en barco y siempre tenemos algo nuevo que ver. Tanger, Casablanca, Marrakech…. Marruecos es muuuuuuucho más y muuuuuuuuucho mejor que eso….
Hoy os queremos proponer un plan muy divertido para el que necesitaréis más de un fin de semana, pero con cuatro días lo hacéis tranquilamente.
Para empezar, podemos coger un vuelo en Madrid de Ryanair que te lleva a Nador y allí, nada más llegar, lo mejor es coger un taxi, negociar el precio y decirle que nos lleve a Saidia, nuestro primer destino.

Saidia

Saidia era la zona de veraneo de la clase media marroquí, una ciudad con mucho encanto, con chiringuitos del playa, alquiler de motos de agua, discotecones… todo a su estilo (algo lógico si estamos en su país ¿no?) Pues bueno, hace unos 4 años, decidieron acabar con todo eso y construir mega hoteles de lujo, urbanizaciones de chalets adosados, campos de golf… para trasladar el turismo alemçan de mallorca al norte de África, y así ha sido. Barceló, Iberostar… y otras grandes hoteleras han hecho de Saidia, un Punta Cana sin el agua del caribe y mucho más cerca de España. Ahora el plan es ir con pulserita a un todo incluido y si no quieres, ni te enterás de que estás en Marruecos.

Entonces, el plan está bien pero no nos podemos quedar ahí, para eso nos vamos a Benidorm no?
Lo suyo es completar el viaje con una escapadita al interior, Guercif y Fez, por ejemplo
Guercif
A dos horas de Saidia podemos visitar un pueblo que no tiene turismo ni nada parecido, tampoco hay gran cosa que visitar pero paseando por sus calles podemos apreciar como es de verdad la vida en Marruecos
Fez

Y para terminar el viaje, siguiendo por la misma carretera, a otros 200km llegamos a Fez, famoso por su medina donde tiñen y encurten las pieles, un espectáculo digno de ver en directo, eso sí, ¡con la nariz tapada!

Si os animáis con el plan, cuidado con la carretera y con los gendarmes, si se ponen tontos, siempre hay que decirles que sí a todo, que no entienden de leyes!