MG_0274raF
Para los novios, lo más importante el día de la boda, es el paso que van a dar juntos… para las invitadas… El momento de la llegada de la novia a la iglesia… ¿cómo será el vestido? o no? jeje
Esa foto inmortaliza los nervios o la tranquilidad de la novia, la felicidad del padrino, lo “bien” que se porta el cortejo… y conseguir plasmar todo eso en una sola imagen es muy dificil, pero un buen fotógrafo, sabe como hacerlo.
Para esta entrada, hemos tenido la suerte de contar con unas expertas en fotografía de boda D-photo, ellas saben muy bien como conseguir “la foto”. Isabel, una de las dos fotografas de D-Photo siempre aconseja a los novios, que para conseguir unas buenas fotos, lo mejor es olvidarse de ellas en la medida de lo posible y disfrutar del gran día. 

Yo creo que uno de nuestros puntos fuertes es el trato personal- nos cuentan en D-photo– como cuidamos a la novia, infinidad de veces acabamos ayudándolas a vestirse, aconsejándoles respecto al maquillaje, vigilando que el traje este en su sitio, que no se olvide el ramo o si necesita un poco de barra de labios para estar aún más guapa! 
En coche, en moto, en tractor, en coche de caballos… llegue como llegue ¡siempre se la espera con nervios!

Esta espectacular novia, vestida de Caprile, llegó a a iglesia en coche de caballos acompañada de su padre.

La cara de la novia, antes de ver lo que está pasando en la iglesia, lo dice todo…. ¿que os dice esta sonrisa de felicidad absoluta?

¿y la cara de complicidad de este padrino?

Cuando llevan cortejo, es muy divertido ver como los niños alucinan al llegar a la iglesia, siempre hay alguna anécdota divertida.

El delicado vestido de esta otra novia es de Cortana. (otra de nuestras diseñadoras prefes)

Un vestido espectacular de Teresa Helbig

No olvidéis nunca que una imagen vale más que mil palabras… ¡Felíz martes!