03
A veces lo original roza lo “Ufffff” pero ese “Uffff” depende mucho de quien lo lleve y quien lo firme. De repente, vemos la boda de una estilista, una modelo, una it, una actriz extranjera (que no española porque ¡ojito!) y pueden pasar tres cosas respecto al vestido:
-Que nos espante
-Que nos encante
-O que nos espante pero como es “no se quien” y el vestido es de Chanel, Caprile…. le demos una oportunidad.
Y aquí es donde queríamos llegar. Ultimamente hemos visto algunas bodas, tres concretamente en las que nos ha pasado esto último.
Resumiendo, en estos casos: 
Las muy entendidas en moda, se enamoran de estos vestidos a primera vista y sueltan un ¡Qué estilazo! ¡Impresionante! 
Las atrevidas dirán ¡Qué espanto! ¡Madre mía como se atreve! (a las que a veces, habría que decirles “pero tu te has visto ´Shiquilla`”)
Y luego, las que no tenemos ni idea, pero sabemos quien sabe y quien no sabe, al principio decimos ¡Ufff! pero la vuelves a ver y dices, Bueno…. y la vuelves a ver y dices ¡Tu lo vales chica! Ya quisiera más de una poder llevar ese vestido tan…. como lo llevas tú y al final, te termina enamorando 😉
Mafalda Vallejo Nájera de Lorenzo Caprile
A ver quien lleva una camisa como la suya y consigue el look el consiguió ella…


Anna Mouglais de Chanel
Que sí, que llevaba un pantalón de cuero, pero ¿puede alguien llevarlo como lo llevó ella?

Margherita Missoni de Giambatista Valli
Pues eso Missoni y ¡no hay nada más que decir!


¿Y tú? ¿Eres de las que te espantan o de las que valora a las que se “atreven”?