mesa-boda-larga
El tema de las mesas en las bodas es uno de los mayores quebraderos de cabeza para los novios. Hace unos años, las mesas largas nos recordaban a las fiestas de los pueblos y nos gustaban, pero ahora están más de moda que nunca y además de ser preciosas nos ahorran los problemas de ver a quien sentamos con quien, ¡que cada uno se siente donde pille!
Como todo, tiene sus pros y sus contras pero nosotras solo le vemos ventajas, ahorras espacio que puedes usar para otras cosas, los centros de mesas son más originales porque los puedes hacer corridos…. el mayor inconveniente es que solo puedes hablar con los que tienes al lado y justo enfrente mientras que en una mesa redonda puedes ver a todo el mundo, para mejorar esto, lo mejor es que la mesa sea muy ancha, el doble de una mesa convencional, asi la sensación de agobio es mucho menor.

¿te animas?