mesa-salados-boda
No todo es llenar de flores una iglesia o elegir unos centros altos y frondosos. Todo en exceso es malo, los limites son malos y claro está hay que adaptar el diseño de cada evento a su entorno y las características del mismo.
Nos encantan las bodas con mesas temáticas en el coctel; es genial porque cada persona come lo que le apetece, en la cantidad que le apetece y desde el punto de vista decorativo son un placer para todos los sentidos.
La perfecta mesa de saladitos para tu boda
En estos casos es muy pero muy importante buscar el equilibrio entre todas las tipologías de producto, un cheese bar nunca tendrá el mismo look que un sushi bar, sin embargo hay que intentar que las tonalidades, el tipo de recipientes y la cantidad de elementos que hay sobre las mesas esté “engamado”.
Por eso nos hemos enamorado de la foto que os enseñamos, nunca una mesa de quesos y panes fue tan sencilla y apetitosa a la vez. Si estás pensando en poner una, no lo dudes, es tu opción.