le-coco
No seremos nosotras las que protestemos porque abran más restaurantes geniales en Madrid; más bien todo lo contrario. Si nos enamoramos acaban haciéndonos una pulserita Vip ya que somos muy de obsesionarnos con lo que nos gusta como los peques con las películas.
Desde que Le Cocó abrió sus puertas sabíamos que pisaría fuerte, porque es un espacio que cuenta historias y te invita enormemente a vivir las tuyas; al menos es lo que nos ha transmitido a nosotras. En pleno corazón del barrio de Chueca nos encontramos con un espacio abierto donde la propia estructura del local tiene una fuerza impresionante; y precisamente es lo que han hecho; resaltar toda la estructura del mismo apostando por la originalidad y belleza de lo imperfecto.

Le Cocó huele al mediterráneo ,a los paseos por la playa, a la decoración relajada de las pequeñas casas de los pescadores… huele a relajación, y todas estas características solo pueden ser señal de éxito. Si a algo le prestaron especial atención fue a la iluminación ya que querían conseguir una atmósfera cálida.

Para la elaboración de todos sus platos cuentan con productos de muchísima calidad, naturales, como a nosotras nos gusta y parece ser a a más de media España ahora que por suerte, está tan de moda la comida sana.

Hemos preguntado a diferentes personas que también han estado allí, para seleccionar los mejores platos y por mayoría hay algunos en los que coinciden casi todos como son las croquetas, el tiradito de pez mantequilla, el gazpacho de remolacha o las berenjenas rebozadas con miel. Si nos preguntáis a nosotras… siempre dejamos sitio para el postre, y en ¡Le Cocó es necesario hacerlo! (La tarta de galletas es un pecado…)

Os recomendamos muy mucho que les hagáis una visita; si es en fin de semana mejor reservar con antelación porque es tal el éxito que ha alcanzado en poco tiempo que esos días suelen estar a tope. Nosotras volvemos la semana que viene a llevar a una de nuestras novias que empieza a estar un poquito nerviosa, ¡sabemos que le va a encantar!