relax
La relajación es una de las claves del éxito. Éxito entendido como la capacidad de vivir cada momento de la manera en la que lo has planeado, o mejor.
Cuando pensamos en que debe hacer una novia los días antes, lo repetimos y lo recalcamos: relajarse. Por activa y por pasiva, en inglés y en alemán… Es el mejor remedio y no tiene rival.
Relajarse para cosas tan raras como que se suavicen las facciones de la cara, que evitemos un posible desajuste hormonal que nos moleste considerablemente, que disfrutes al ver llegar poco a poco a tu familia y amigos. Que puedas formar parte de tu pre boda, aunque solo sea un ratito, sin pensar que te faltan cosas por colocar.

La semana pasada estuvimos en Málaga organizando una boda y aprovechamos para quedar con 3 novias del 2015. Con una de ellas fuimos a ver el espacio y allí nos encontramos a una chica haciendo pompones de papel. Era viernes y le felicitamos por su boda para el día siguiente. La sorpresa fue cuando nos dijo que era ese mismo día a las 5 de la tarde. Quedaban 3 horas y estaba haciendo guirnaldas de papel. Sentimos una mezcla de pena y pasión muy importante.
Pasión porque al final veías en ella unas ganas inmensas de que todo estuviera perfecto. Cuando le preguntábamos que porque no se iba a peinarse, arreglarse y relajarse nos contesto: Es que todo tiene que estar precioso. Ojalá el 100% de la boda valoraran ese trabajo; muchos lo hacen y eso es lo importante.
Pena porque al final por muy bonito que vaya a quedar, que lo hará, estaba pasando sus últimas horas pre boda trabajando a unos cuantos kilómetros de casa y con las uñas ya destrozadas.
No creemos que nos esté leyendo pero a cualquiera que esté viéndose reflejada, o piense que va a acabar en esa situación que vaya buscando remedio llamado amiga, sobrina, prima o vecina que haga ese trabajo “sucio” de última hora. La chica remedio se sentirá la mar de importante y tú podrás dedicarte a ti, que es tu gran prioridad.
Nos da igual si duermes 8 horas, si paseas por la playa, si devoras un libro o si te das un masaje. No es un día para experimentar; elige eso que lleva relajándote toda tu vida y ponlo como única tarea de tu lista. ¿Hacemos el trato?