ramo de novia

Una de las cosas más difíciles para nosotras es la elección del ramo de novia. Porque el vestido al final es cuestión de prueba y error, ver lo que te queda mejor o peor, buscar el equilibro entre lo que es tan tú y lo que es tan especial como para lucir ese día.

ramo de novia

Pero el ramo es otro cantar. A estas alturas no tenemos un ramo favorito, es increíble porque cada día nos enamoramos de uno nuevo, y esto es bueno y malo a partes iguales. Bueno porque significa que las posibilidades de encontrar el adecuado son infinitas y malo porque decidirse por una de ellas es a veces cuestión de pito pito gorgorito.

Una manera de filtrar es buscar la concordancia con tu vestido, con los centros de mesa, con la decoración de la iglesia.. parece una bobada pero realmente ayuda mucho a tomar una decisión con la que te sientas a gusto.

El que os enseñamos hoy es el de Belén, una Mafalda 2015 y es perfecto por varios motivos. Primero porque gustándole las clásicas rosas blancas, supo darles un toque campestre y moderno y segundo porque iba totalmente acorde con el tocado que sujetaba el velo. Acierto seguro.

tocado de novia

Busca tres o cuatro puntos base en tu boda y elabora el ramo en función a los mismos, verás como todo resulta mucho más fácil.

Las dos fotos son de Momem fotografía el tocado de Helena Mareque y el ramo de Sally.