laraylore-109

Esta serie de posts tiene algo de planeado y mucho de “lo que va ocurriendo”. Porque no montamos espacios especiales para ello, ni un plan de fotos concretas, simplemente, ¡nos dejamos llevar!

El otro día, aprovechando que Oui novias nos había dejado hiper guapas para una sesión muy guay que pronto os enseñaremos, que Laura estaba en Madrid, y que hacía frío pero bastante sol, Lorena se volvió a acercar a casa.

Decidimos que el segundo post fuera “la fotógrafa de mi boda” porque para nosotras, es una de las cosas más importantes. Tanto es así, que cuando cerramos alguna boda a más de un año vista (por ejemplo, este mes hemos cerrado algunas para 2019), hay 4 elementos que trabajamos en el momento,  por sus características o por lo rápido que vuela su disponibilidad (de esto hablamos en El diario de la novia ) y el resto, lo dejamos para más adelante.

laraylore-13 laraylore-24

Lorena llegó y me pidió que volviera a sacar los recortes, las telas y las ideas florales de mi boda. Me pidió también que volviera a sacar mi perfume, y me preguntó quién me maquillaría.

Sinceramente, yo, al principio entendía bien poco, pero ella me explicó que todo, todo, es importante para trabajar un enfoque, un tipo de luz… El lugar donde te casas, la hora a la que lo haces, el número de invitados, qué tipo de maquillaje llevas, qué olor has elegido… para Lorena todo es fuente de recursos, y de inspiración.

Saqué For her de Narciso Rodríguez y unas brochas de Oui novias (porque ellos me maquillarán) y enseguida salió un fotón que lejos de parecerme “insulso” me hizo sentir  por un segundo que estábamos en ese día. Y ayer, viendo las fotos en el ordenador, lo recordé, y le dije que no quería que el día en cuestión, se quedase ningún detalle sin fotografiar, porque eran momentos presentes y recuerdos futuros de los que no quería privarme.

laraylore-32

Después empezamos a ver sus álbumes (que yo no sabía que las fotos se entregaban en un álbum tan bonito y delicado) porque ella quería ver un poco cómo me movía. Qué fotos me gustaban más y cuáles menos. Ojo, no por ser mejores o peores, sino porque cada novia es un mundo y sabe lo que quiere transmitir en las fotos de su boda. El tiempo que quiere dedicar a hacerlas, si siente nervios pensando en ello o no… Reconozco que yo en algunas cosas no soy una novia muy normal. Veo constantemente fotos de bodas y salió directamente de mí darle un montón de detalles que, a veces, pensaba que no aportaban nada, pero por si acaso… Y de aquí, otra lección, es súper importante transmitir a cada proveedor todo lo que puede afectar a su trabajo, a que además de profesional, sea todo lo emocional que tú como novia quieres.

laraylore-5 laraylore-7

laraylore-18

Casualmente llegó Fran en medio de las fotos y le liamos, literal, para participar de la sesión. Esto es importante porque ves también cómo se desenvuelve el novio, quien normalmente, suele ser a quien más le cuesta esta parte de las fotos.

laraylore-41

Al terminar, pensamos que sería buena idea que esto, en vez de ser la historia del post, fuera una introducción y que Lorena contestara a algunas preguntas que todas, como novias, deberíamos tener en cuenta bien para hacérselas a nuestro fotógrafo, o bien para hacérnoslas a nosotras mismas a la hora de debatirnos entre una opción u otra.

Así que sin más dilaciones, os dejamos con la entrevista a Lorena.

¿Cómo definirías tu estilo a la hora de hacer fotos?

Mi estilo es, ante todo, emocional. Lo que más me importa es siempre la emoción, por encima de todo, incluso en ocasiones, de la técnica. Por supuesto, también natural, con un claro enfoque documentalista. ¡Fui periodista! Y creo que eso influye bastante en mi forma de mirar, que intento sea una forma fresca y natural, espontánea, inmediata. Pero mi principal objetivo es siempre encontrar y plasmar emociones, reflejar sentimientos, en definitiva, narrar visualmente la historia de cada pareja, SU HISTORIA.

laraylore-57

En cuanto a técnica mi mirada está volviendo a un cierto clasicismo, en cuanto a la composición, elegancia, calidad plástica, equilibrio, delicadeza y color. Personalmente cada vez me gusta más el color trabajado pero real y la sencillez. Cuando hay emoción, no se necesita mucho más, una carcajada, una lágrima, es una foto por sí sola, no necesita de paisajes ni de atrezzo.

Siempre les digo que no hace falta posar, ni inventar, que lo que necesitamos ese día, lo tenemos ya.

Nota: para mí que ella en ocasiones ponga por delante la emoción de la técnica es un punto clave. No soy una experta de fotografía, y, a veces, le he pedido fotos concretas que quizá, no son las más apropiadas técnicamente, pero quería que transmitieran eso. Que un fotógrafo vea y valore ambas partes de la foto, ambas caras de la moneda, y sepa cuándo plasmar una u otra es una de las características que quizá busques en el tuyo.

¿Cuál es para ti la información más importante que unos novios pueden darte para conocerles, y saber qué tipo de fotos están buscando, o que quieren transmitir en ellos?

Lo bueno de la competencia feroz en el sector y de un público cada vez más exigente, más preparado e informado, con una cultura visual importante; es que cuando llegan a mí, ya están bastante en mi línea, han podido ver comparar y decidir, muy pocas veces llega a la oficina alguien con quien no sienta feeling. Desde luego si vienen buscando los posados forzados y estáticos de antaño, la edición exagerada o la seriedad de un despacho de abogados, no soy su fotógrafa y es mejor que encuentren al suyo. Desde la primera cita y con la experiencia que dan los años, ya puedes saber muchas cosas sobre ellos… pero lo que más me atrae es su ilusión. La ilusión se contagia.

laraylore-63 laraylore-66

Nota: A mí esto es lo que me enamoró de Lorena. Ella hizo las fotos de mi 30 cumpleaños, las de El diario de la novia, la preboda de mi hermano. Desde hace tiempo hablamos por whats up todas las semanas, nos contamos qué tal esto o lo otro. Lorena es un caramelo que nunca se acaba. Fran la conoce y así lo siente también.  Mi familia la conoce, y más de lo mismo. Sin poner ejemplos concretos, hay fotógrafos maravillosos, pero con los que yo al menos, no he tenido un feeling especial. Y nosotras, se lo decimos a todas nuestras novias. Primero tiene que encajarles nuestro servicio y nuestras tarifas, pero sin lugar a duda, una vez que cerramos el acuerdo, es básico que sientan confianza, y lo mismo por nuestra parte porque si no, por muy bien que hagamos nuestro trabajo, algo importante va a fallar. Y se va a percibir durante todos los preparativos.

¿Recomiendas unas fotos preboda, independientemente de si son más o menos posadas?

Está bien tener un primer contacto a través de la cámara con los novios, pero para mí no es imprescindible, no me hace falta. Entre las veces que nos vemos y hablamos antes y la ficha que me rellenan donde les pregunto un poco de todo, se genera mucha información y mucha confianza.

Como tal, está genial tener una fotos de pareja, si es lo que quieren, son bonitas y una oportunidad de tener un recuerdo de novios, pero para ser sincera, en ocasiones les asusta. La sesión preboda es una sesión de fotos, y vamos a hacernos fotos, de modo que para ellos es mucho más difícil. La boda es diferente, estás ahí como fotógrafa, como está el catering o el dj, pero ellos están casándose y, ADEMÁS, les estás haciendo fotos.

laraylore-46

Nota: En mi caso era y es básico. Pero no nos vamos a ir a ninguna zona bonita que no signifique nada para nosotros. Las haremos en casa, en la cafetería que siempre desayunamos los domingos, en su pantano, con su moto de trial (me arrepentiré siempre de haber dicho esto). Por un lado, quiero, que él se siente cómodo y, por otro, sin lugar a duda, tener ese recuerdo de “nosotros” en un día “normal”.

Además del día en cuestión, ¿qué momentos te parece bonito fotografiar para sumar y añadir al álbum de los recuerdos?

Me encantan las pruebas de vestido, me parece un momento muy bonito y un recuerdo genial, al final emplean tanto tiempo esfuerzo e ilusión en el vestido que me parece digno de tener su propio reportaje. También la pedida es muy especial, y la fiesta pre boda en el caso de haberla es ideal también, súper divertida y emocionante, esos nervios y esa ilusión de día antes, además me parece súper recomendable en bodas grandes, para poder dedicarte a cada invitado con más tranquilidad.

Nota: ¡Totalmente de acuerdo! En mi segunda prueba, ¡cuento con ella!

Como fotógrafa y a nivel personal, ¿qué crees que aportas a los novios? 

Bueno, creo que uno de mis fuertes es de nuevo, la parte emocional: les cuido. Dedicación, cariño…  Cuidarles a lo largo de todo el proceso es algo que valoran y que a mí me encanta hacer. La cercanía es importante, no me gusta que contraten a un proveedor sin más, sino que se transforme en una experiencia. Cuando acaba todo, la mayoría se convierten en buenos amigos, seguimos hablando, conozco a sus hijos y… ¡hasta me hacen regalos! No es importante que me traigan una pulsera, pero entiendo que el mero hecho de ir a comprarla es para mí señal de que estoy haciendo más que bien mi trabajo, me reconforta muchísimo.

laraylore-81

Además, creo que la experiencia, la profesionalidad y la calidad es un punto a favor. El buen gusto, y, por supuesto, el buen trato.

En plena boda es importante ser resolutivo, coser un vestido si hace falta y aguantar el directo de una boda con una gran sonrisa, pase lo que pase. Creo que este trabajo tiene mucho de psicología, tranquilizar a una suegra o percibir cuando se hacen fotos y cuando no, cuando el novio está cansado de dar besos… hay que encontrar el equilibrio perfecto entre la profesionalidad y la humanidad. 😉

Nota. ¿Me la como con patatas o no?

¿Blanco y negro o color?

Los dos, ¡de papá y de mamá!! jajajaja Para mí el blanco y negro está íntimamente ligado a la emoción, una fotografía con fuerte carga emocional casi siempre va en blanco y negro, te lo pide. El color es maravilloso también, una puesta de sol o las flores…

image2

Foto de Lorena en la pedida de mi hermano

Tu estás casada, desde tu experiencia, a nivel fotográfico, ¿qué echaste de menos y qué sabes que no puede faltar?

Pues mira “en casa del herrero cuchillo de palo” que se suele decir. Desde luego, si me volviera a casar, ¡¡¡cambiaría todo menos al novio!!! Echo de menos una foto con mis hijos, con los dos a la vez, -mea culpa no querer posar ni un segundo-. Y también hubiera dedicado un ratito, corto, al momento “reportaje”, me gustaría tener unas fotos bonitas de los dos.

Por eso siempre digo que aunque nuestro ego como fotógrafos nos mueva hacia la parte artística, las publicaciones o las redes sociales… no tenemos que olvidar que trata de un reportaje social y que hay fotos que no pueden faltar.

laraylore-109 laraylore-115 laraylore-122

Por si alguien está pensando contactar contigo, ¿haces bodas en cualquier ciudad?

Claro!!!  y en cualquier país!! He tenido la suerte de fotografiar bodas en Roma, en Turín….me muero por una francesa 😉

Tenía alguna asignatura pendiente en nuestro país, que este año se resuelve, como las islas o Galicia, me muero de ganas!!

Al terminar la entrevista, me quedo, si cabe, más segura de la decisión que he tomado con ella. Cumple y sobrepasa con creces lo que yo espero. Y por mi parte, tengo la confianza suficiente para que ese día sea una más. Yo normalmente en las bodas, soy un proveedor y quiero que los que participen en la mía se sientan invitados porque son compis de trabajo, amigos… Por lo que sí, para ellos, para Lorena, también habrá alguna sorpresa.

Me cuenta además, que ella uso For her en su boda (en relación a esto, nos habéis preguntado mucho después del post anterior si la negra o la rosa. Son súper diferentes, así que lo mejor es que cada una pruebe el olor en su propio cuerpo, para decidirse). Lorena uso la rosa, y como anécdota me cuenta, que no volvió a usar ese bote. Lo guardo de recuerdo. ¿Veis? Los recuerdos… siempre los recuerdos.

Queremos dar las gracias a Búcaro, por llenarnos la casa de flores. ¡La terraza estaba espectacular!

Podéis ver el primer post, “cuando Mafalda eres tú, aquí”