image
Hoy os traemos otro color base, que en realidad está en todas partes sobre todo cuando hablamos de bodas en verano o en el jardín.
Una vez alguien nos dijo, que le parecía mucho más bonita una buena planta que una flor, estemos de acuerdo o no, es cierto que las plantas o las hojas verdes muchas veces lucen una barbaridad.
Como el verde ya se da de por si, es muy fácil elegir este tono y combinarlo con el resto de ambiente que se encuentra al rededor de la boda.
Para empezar; la propia novia puede llegar algún toque verde sin exagerar. Y al igual que ella, sus pajes
En el ramo y en las flores en general
¿Veis como unas simples hojas quedan ideales y le dan el toque verde que buscamos?
Incluso se puede jugar con el para crear zonas un tanto especiales
Y por último en la decoración en general
Y para cerrar…
Luego está el apasionante mundo del verde agua
Pero a este le dedicaremos un post completo algún día
Un beso grande y ¡feliz martes!