4309078614_4f08b5e6fc
Que nooooo! Estos macarons son otros. Son tan bonitos que hasta da pena comérselos, ¿verdad? Los macarons son un dulce típico parisino pero últimamente, tenemos la suerte de encontrarlos en muchas de nuestras pastelerías, en Madrid por ejemplo, los tienes en Mamma Framboise o en Living in London
Su variedad de colores, sabores y ese aire vintage los convierte en el complemento perfecto para cualquier Candy Bar que se precie, cuanto más pequeñitos sean mejor, porque su textura hace que resulten un poco incomodo para comerlo en dos bocados, además, son taaaaaaaaaaaaan dulces que los grandes, ¡empalagan solo con mirarlos!

Puedes seleccionarlos por colores dependiendo de cómo hayas montado tu Candy Bar

Si le pones un palito puedes usarlos para decorar en modo piruleta

Si te animas, puedes hacer un gran brizcocho cubierto de macarons como tarta de boda

Y para regalar…

Otra buena opción, es buscar un packaging original y personalizarlo para regalar a tus invitados.

En la última boda que tuvimos, preparamos unas bolsitas ideales con tres macarons y los invitados se fueron encantados! 
Si te animas no dudes en consultarnos lapetitemafalda@gmail.com