menu-boda
El menú de las bodas es algo que no suele preocupar en exceso a las novias. Normalmente es un tema mas relajado en el que los padres o el catering elegido tienen una experiencia importante para poder guiar a los novios. Nosotras tenemos nuestros platos preferidos dentro de los clásicos y de los más arriesgados.

Nos encanta acompañar a las novias a las pruebas de menú porque normalmente es ahí donde se decide la mantelería y vajilla y donde se ve la composición real pues te montan una mesa exactamente igual a como será el día de tu boda. (Y los que no, deberían hacerlo). Además es uno de esos 5 momentos en los que se le enciende a la novia la bombillita de “esto ya está aquí” y es una pasada vivirlo.

Hoy vamos a hablar del primer plato, que para nosotras es uno de los mas especiales y destacaremos dos, por típico y por gusto personal.
El más habitual, rey entre reyes es la ensalada de langosta. Para muchos es un clásico; sin embargo hay que tener en cuenta que no a todo el mundo le gusta el marisco y que incluso dentro de los defensores del mismo la langosta es a veces complicada por su sequedad. A pesar de esto es uno de los platos más demandados en todos los catering. Si te apetece ponerla asegúrate de que tiene una textura suave dentro de su dureza y nada chiclosa. Y lo más importante en este tipo de platos, que la salsa que lo acompañe (normalmente rosa) sea muy pero que muy sabrosa. Aquí es cuando un buen catering te propone otras opciones para los paladares más exquisitos y atrevidos. (Si te da miedo un tipo de salsa especial, pide que se ofrezcan las dos opciones y así no hay duda que valga)
En segundo lugar está el gazpacho en cualquiera de sus versiones. Tradicional de tomate, de sandia, de fresas, de melón… A nosotras es un plato que nos encanta en todos los sentidos. No llena demasiado y normalmente en el coctel ya estamos con el 50% del estómago ocupado; al ser un plato de cuchara hace que la transición a la carne/pescado del plato principal se haga menos pesada y por último, en cuestión de tiempos, ayuda a que la comida o cena sea un poco más rápida (cosa que casi todas las novias quieren)

Y tú, ¿ cual es el mejor primer plato que has probado?