images_reception_62_1

Si ya os hemos hablado de lo importante que es en veranos tener en cuenta todas las posibilidades para evitar que los invitados pasen calor y estén incómodos, hoy os traemos algunas sugerencias en un sentido totalmente opuesto. Combatir el frío.
Y es que, si estáis organizando una boda en invierno, debéis tener en cuenta todos los detalles para que nadie para frío ni esté incómodo. Hoy todo es personalizable y posible a la hora de organizar un evento así que sólo hay que pensar cuáles son esos detalles que debemos contemplar y diseñar según la estación y temperatura en la que tenemos prevista la boda o el evento.
La comida y el aperitivo

Sí os aconsejamos que en verano sirváis cosas frías y ligeras para el invierno toca todo lo contrario. Procurad decantaros por aquellos platos calientes como cremas y caldos para el incio y platos calóricos y elaborados como platos fuertes como por ejemplo carnes a la brasa con guarniciones.


Un rincón al aire libre
Si queréis crear un rincón donde la gente pueda estar al aire libre poned estufas, setas de calor u hogueras según corresponda con la decoración del espacio. Vuestros invitados os lo agradecerán, especialmente si en el interior no se puede fumar y entre los asistentes hay muchos fumadores. Podéis incluso decorarlo como un espacio sólo apto para fumadores…
Detalle y regalo

Ya sea como obsequio de asistencia o como detalle para aquellos que decidan salir a tomar el aire o fumar… las mantas son el complemento ideal para las bodas de invierno. Solo tenéis que elegir el estilo y la presentación.  

También podéis añadir como regalo pequeños abetos para plantar o flores de Pascua. A nosotras nos parece una idea perfecta para la época del año que la gente valorará como recuerdo.

La bebida en la recena
Para la recena es perfecto poner comida caliente en lugar de los sandwiches y aperitivos que se sirven fríos en verano. Buscad la manera de dar sandwiches o bocaditos calientes bien recién hechos y si no, al menos, calentados. Si tenéis la posibilidad de disponer de una plancha donde se pueda servir comida recién hecha también sorprenderéis a vuestros invitados con comida recién hecha como recena. Aquí las posibilidades son muchas, algunos se deciden por la gastronomía del lugar donde se celebra la boda o el evento: migas en Extremadura, Fideúa en Cataluña, Valencia  o Baleares, sopa castellana…
Pero dependiendo de la hora y de a quién nos dirijamos un chocolate con curros, té con pastas o caldo casero puede ser la receta perfecta para combatir el frío.
¿Qué os parece? ¿Qué más ideas se os ocurren como imprescindibles a la hora de organizar una boda o evento en invierno? Esperamos vuestras sugerencias y por supuesto no dudéis en consultarnos si buscáis algún detalle especial o queréis que os ayudemos a organizar.