cuenca

Este fin de semana os queremos recomendar una ciudad pequeña y llena de encanto. A pocos kilómetros de Madrid descubriréis un lugar lleno de historia. El pasado militar de la conquista de su territorio ha llenado la regiïón de obras monumentales.

Os animamos a tod@s los que aún no conozcáis esta ciudad a pasar un fin de semana. Estamos seguras de que os encantará.

Qué visitar

No podéis dejar de ver las famosas casa colgadas, la catedral y el Casco antiguo. Obligatoria es también al visita al museo de la cuenca subterránea.
Las casas colgadas son uno de los elementos más importantes y conocidos de la ciudad. En el interior se encuentra el Museo de Arte Abstracto Español-Fundación Juan March. En dos de las casas se encuentra el Museo de Arte Abstracto Español, conocida como Casas del Rey, y en la otra, un restaurante, conocido como la Casa de la Sirena.
 
La Catedral de Nuestra Señora de Gracia, es de estilo gótico, con unas claras influencias francesas y construida a finales del siglo XII. Fue el primer edificio que se empezó a construir tras la conquista de la ciudad.

Dónde comer
Pódéis por la zona del Castillo. El Caserio por ejemplo es un buen sitio al que ir si os gusta la cocina a la brasa.
También tenéis el Figón de Huécar. La antigua casa del cantante José Luis Perales reformada y convertida desde hace años en un restaurante.  Con 800 m2 repartidos en diferentes alturas, cuenta con una bodega horadada en roca que permite pequeñas degustaciones de vinos y tapas de calidad. Además de salones  asomados a la hoz con una capacidad para grupos y eventos.   Cuenta con un Primer Premio de Restauración de Castilla la Mancha y aparece distinguido en numerosas revistas y periódicos. ¿Lo mejor? Disfrutar de una cena  en verano en su terraza asomada a la Hoz del Huécar, que está iluminada todas las noches.
Y si después de cenar os apetece salir y tomar una copa tenéis que ir a la zona de la plaza. Allí encontraréis varios bares como Rotus, Lolita o la Edad de Oro.
Donde alojarse
Para alojaros os recomendamos el Parador de Cuenca. El acceso al Parador es curioso ya que se llega desde el casco antiguo a través de el puente de San Pablo, un singular puente metálico peatonal, y desde el que se realizan la mayor parte de fotografías de las casas colgadas. También se puede llegar en coche.

O bien, también podéis quedaros en pleno casco en La Posada San José. Un antiguo edificio del s.XVII desde cuyas habitaciones se contemplan unas fantásticas vistas al Huécar.
   
  
¿Ya conocíasis Cuenca? ¿Aguna recomendación especial que no hayamos incluido en este post?
FELIZ FIN DE SEMANA